Tigre da Tasmânia

«Eu escrevo como se fosse salvar a vida de alguém. Provavelmente a minha própria vida» C. Lispector

domingo, junho 14

Para que me quieres para qué, para qué me engañas.

Asómate a la ventana cara de luna redonda
que el lucero que te ronda lucero de la mañana.
Asómate a la ventana cara de redonda luna
que el lucero que te alumbra lucero de la mañana.

Para qué me acariciaste diciendo que,
diciendo que me querías.
Si en tu pecho se encontraba otro hombre que
otro hombre que me ofendía.
Otro hombre que me ofendía diciendo que,
diciendo que te quería.

Para que me quieres para qué,
para qué me engañas.
Para qué me dices que vuelva mañana

Y si quieres que te quiera
sin que nadie te llegase a comprender,
cuando quieras te preparas
que yo siempre estoy dispuesto pa’ correr.

Vivan las canciones de Teror
viva la alegría
que en la calle de correos
te compré unas zapatillas
zapatillas de charol y un delantal,
y un vestido blanco y una pañoleta
para el carnaval

0 Comentários:

Enviar um comentário

Subscrever Enviar comentários [Atom]

<< Página inicial